Resultado oposiciones 2018

REFLEXIONES PERSONALES.

Los resultados obtenidos por mis alumnos-profesores han sido muy buenos (excelentes los califican ellos), lo cual me incrementa las ganas y las fuerzas para desarrollar la labor libremente elegida y a la que me dedico al cien por cien de mi tiempo.

La preparación de profesores desde 1988 me permite conocer muchos de los entresijos del sistema, sus virtudes, carencias, vicios y algún error. Estos últimos aspectos son de fácil corrección, si tuvieran la voluntad de corregirlos aquellos que convocan o participan, en las decisiones que debe seguir el Procedimiento Selectivo. Los más groseros los he señalado en anteriores reflexiones: aprobar los ejercicios a más del doble de opositores que el número de plazas ofertadas; la disparidad de criterios de los tribunales, que se agravan al no repartirse las plazas por tribunal pues van a una bolsa común; consecuencia de lo anterior son las escasísimas oportunidades para obtener plaza por parte de los más jóvenes (que carecen de experiencia docente, pero están sobrados de ganas y de interés por trabajar con los adolescentes y jóvenes), aunque en esta Convocatoria son varios los aptos sin experiencia docente, lo cual debe animar sobremanera a los recién graduados y que inician su preparación. Y sobre todo quiero incidir en el tiempo concedido para el desarrollo de los ejercicios prácticos: en dos horas (120 minutos) no se puede responder, al nivel que se debe exigir al opositor-docente, a una cliserie, un paisaje (kárstico en este caso), tres obras de arte y el análisis y comentario de un texto histórico.

En mis clases, sabiendo lo que se requiere del opositor, intentamos compaginar la velocidad con la calidad del comentario, y para la correcta defensa de las prácticas propuestas se necesitan treinta minutos más (150 minutos en total). Al no disponer de ese tiempo, algún comentario se desarrolla a un nivel de conocimientos muy bajo, propio de la Educación Secundaria Obligatoria más que del que debe poseer el opositor-profesor.

Junto a la crítica por el escaso tiempo concedido para el desarrollo de las prácticas, señalo también, que al igual que en los exámenes de 2015, los ejercicios prácticos han estado muy bien seleccionados, más, al incluir dos prácticas de geografía y tres obras de arte, pues estas dos materias están muy penalizadas en el Temario, que ya de por sí cuenta con unos veinte temas menos de los que debería tener nuestro procedimiento selectivo. Por tanto esto obliga a los opositores-docentes a estudiar arte y geografía, esta última con aspectos complejos tanto teóricos como sobre todo prácticos.

Finalizo felicitando a mis estudiantes-profesores, pues obtener quince plazas en propiedad de las ochenta y cuatro libres supone absorber casi el 20 % de las plazas del Procedimiento Selectivo. Y un compañero lo ha logrado sin experiencia docente previa. Por supuesto también felicito a mis estudiantes-docentes que son interinos y que habiendo aprobado los dos ejercicios no han conseguido ponderar lo suficiente para obtener plaza. Y no me puedo olvidar de los compañeros que se presentaban por primera vez o que por primera vez han conseguido, merced a su esfuerzo, aprobar los ejercicios y subir puestos en el listado de interinidades y sustituciones para empezar a trabajar en septiembre o en los próximos meses.

RESULTADOS

La gran mayoría de mis estudiantes-profesores se presenta en la Comunidad de Castilla y León, diez se han presentado en la Comunidad de Madrid y de forma aislada en Andalucía, Aragón y Murcia.

En Castilla y León, de los 249 aprobados del primer ejercicio cuarenta y seis han pasado por mi Aula, de los cuales doce corresponden a alumnos presenciales del curso 2017-2018, y los otros 34 aprobados son de cursos anteriores.

ALUMNOS DEL CURSO 2017-2018

ALUMNOS DEL CURSO 2017-2018

El segundo ejercicio solo siete de los cuarenta y seis no lo consiguieron aprobar (de los siete solo dos alumnos corresponden al curso 2017-2018). De los 39 alumnos míos, QUINCE (15) HAN SUPERADO EL PROCEDIMIENTO SELECTIVO OBTENIENDO PLAZA EN PROPIEDAD.

EN LA COMUNIDAD DE MADRID, UNA COMPAÑERA CONSIGUIÓ SUPERAR EL PROCEDIMIENTO SELECTIVO OBTENIENDO PLAZA EN PROPIEDAD.

Esta es la relación de mis estudiantes-profesores que han superado el Procedimiento Selectivo y por tanto pasan a la fase de prácticas durante el curso 2018-2019: (por razones de privacidad solo figuran las iniciales)

  • R. A.
  • Mª P. A.
  • M. A.
  • D. C.
  • Mª V. G.
  • C. H.
  • R. L.
  • Mª P. M.
  • C. de M.
  • R. N.
  • J. P.
  • D. P.
  • C. R.
  • V. de S.
  • A. S.

Y en la Comunidad de Madrid:

  • M. R.
HAPPENING CURSO 2017-2018

HAPPENING CURSO 2017-2018

TESTIMONIOS

Cristina Rodríguez Escudero

Es difícil resumir en unas pocas líneas mi experiencia con Vicente. Han sido casi cuatro cursos acudiendo a sus clases martes y jueves. Puede parecer mucho tiempo, pero sacar plaza en este tipo de oposición es más una carrera de fondo que de velocidad. Sin la correcta orientación, todo trabajo o esfuerzo es en vano.

Partimos de la dificultad que tiene preparar un temario tan amplio y que abarca tres disciplinas tan extensas. Por eso, el planteamiento de preparación en dos cursos no es necesario, sino imprescindible. Vicente nos aporta una preparación integral, intentando equilibrar la preparación de las prácticas de Geografía, Historia y Arte. Particularmente, me ha descubierto una manera diferente de ver el Arte, me ha fascinado con la Geografía y me ha enseñado el rigor que necesita la Historia.
Con su metodología te da seguridad en el planteamiento, te ayuda a organizar esquemas mentales y práctica tras práctica, el aprendizaje va quedando ahí como el poso del café, que en el fondo es el que da calidad y te diferencia del resto de opositores.

La corrección exhaustiva de las prácticas y el enfoque particular que les da nos ayuda a encontrar ese punto de originalidad que nos piden, y con la realización de éstas conseguimos superar la dificultad de plasmar en las pruebas de oposición todos tus conocimientos en tan poco tiempo. Por no hablar de la preparación de la parte oral, tanto con las exposiciones de obras de Arte como con la defensa de la Unidades Didácticas o de la Programación: con su claridad, adecuación a la legislación y sus observaciones en cada “entrenamiento” vas mejorando la capacidad de expresarte en público, perdiendo miedos y ganando autoestima.

Puede parecer obvio, pero uno de los elementos más importantes es la constancia, en función de las circunstancias personales. Y es ahí donde además de buen profesional, Vicente demuestra su calidad humana: sabe que tiene entre sus manos a personas, y que el proceso es largo y muchas veces injusto y desmotivador, pero es capaz de reconducir nuestro trabajo. Hace con nosotros lo que en verdad tendremos que hacer con nuestros alumnos en el aula. Acudir a clase con Vicente hace darte cuenta de que no compites contra tus compañeros, sino contra ti mismo; y yo me siento agradecida de haber conocido y haberme reencontrado con personas que de verdad puedo llamar amigos 😉

Vicente además de preparador de profesores es un maestro que vive con pasión su trabajo, cuya capacidad de trabajo y entusiasmo por lo que hace, se contagia a los que lo rodean y crece cada curso.
Yo me siento enormemente afortunada y eternamente agradecida de haber compartido todo este tiempo con él. Y sin duda, todos sabemos que parte de mi éxito es suyo.

Gracias por ser y por estar.

Cristina Rodríguez Escudero
Diego Castaño López

Después de un laborioso proceso de oposición, comparece la gratificación de la responsabilidad cumplida. También el reconocimiento a Vicente, mucho más que un simple instructor, antes que nada un maestro con quien avanzar en el conocimiento integral de los muchos recovecos de las disciplinas de Historia, Geografía e Historia del Arte. Progresión y perfeccionamiento que con él tienen  la presea de lo creativo y, por tanto, del riesgo, pues eso significa adentrarse en los corredores de una oposición tan fascinante como la nuestra, en el dédalo del saber desde el entusiasmo, el rigor y la exigencia.

Es primordial referir el relieve que Vicente otorga a las cualidades del discernir, del cotejar, del explorar lo oculto y redescubrir lo que, quizá, permanece olvidado. En mi caso ha sido el impulsor que me ha facultado para levantar y consolidar el andamiaje de un edificio intelectual en el que se establecen analogías, se extraen conclusiones que son veredas por las que transitar y no dogmas incontestables.

Además de los conocimientos –las informaciones, objetos o instrumentos que se enseñan y se aprenden en las diversas especialidades de la oposición-, Vicente posee y ofrece criterios y no se encadena exclusivamente a la aridez del dato. La palabra es para él la senda del discurso lógico, el vehículo perfecto para la transmisión de significados, atendiendo, asimismo, a la expresión corporal. La palabra como ejercicio de autonomía y de ilustración, como fermento de planteamientos, nudos y desenlaces amplios. Bien podría aplicarse con él la divisa del capitán Nemo: mobilis in mobili, epítome de todo opositor y trabajador de la docencia, siempre avanzando y descubriendo.

Diego Castaño López
Carlos de Miguel

A la hora de dar un testimonio sobre las clases de Vicente, lo primero que me viene a la cabeza es la palabra gratitud. Me siento muy agradecido por todo lo que he aprendido durante todo este tiempo. Y es que, con Vicente no solo aprendes a hacer correctamente los exámenes de los que consta esta oposición (que es de lo que se trata), sino que recibes una formación integral en muchos sentidos, yendo ésta incluso más allá de lo meramente académico.

 Sus clases son muy dinámicas y participativas. Vicente siempre te pregunta, te corrige, te aconseja, en definitiva, es como si hubiera siempre una atención personalizada independientemente del número de personas que haya en el aula, lo cual te permite sacar lo mejor de ti mismo. De hecho creo que uno de los puntos fuertes de Vicente es saber potenciar las virtudes de cada uno, de manera individual. Y esto se complementa además con un intenso seguimiento, basado en pruebas escritas y exposiciones orales frecuentes, en donde Vicente siempre te marca el camino, con correcciones muy exhaustivas. Lo cual nos habla de su rigor y profesionalidad.

 Otro aspecto que me gustaría destacar es todo aquello que tiene que ver con el espacio físico del aula de Vicente, la clase como punto de encuentro de un grupo de personas con intereses e inquietudes afines, en donde se respira una atmósfera de sano compañerismo y que te ayuda a seguir en esos momentos difíciles en donde crees que no puedes más, en esta carrera de fondo que es la oposición.

 Y ya, pasando a hablar sobre la personalidad de Vicente, lo que más destaco es su honradez y su entusiasmo. Con Vicente siempre tienes la sensación que estás ante una persona que prepara sus clases, que no improvisa, y que por supuesto domina la materia de la que está hablando por la sencilla razón de que le gusta. Vicente disfruta enseñando, lo cual es una lección para todos nosotros, que ahora somos docentes y que también intentamos transmitir (a la manera de Vicente) nuestro entusiasmo por la geografía, la historia y el arte, a nuestros alumnos.

 Ya solo me queda decir que echaré de menos sus clases, y que gracias a ellas no solo he aprendido a ser profesor, sino mejor persona.

Carlos de Miguel

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies