Alberto S.

Lo más destacado de las clases es el alto nivel de exigencia que hace que mejores en las prácticas, en las exposiciones y en los temas, el ritmo es elevado y te hace estar muy centrado en la oposición y el trabajo diario. Me parece acertado trabajar dos años pues da más tiempo a tener una visión global y completa de los contenidos.

El método que propone Vicente y el esfuerzo te hace mejorar en los estudios y también personalmente, estás haciendo lo que quieres y te convences más de ello, siempre intentando hacerlo mejor, al mejorar profesionalmente también te da unas pautas para la vida como el enseñarte a pensar, a ser más reflexivo y analítico, a llevar un orden, una disciplina y a relacionarlo con otras materias. En definitiva se mezcla lo profesional con lo personal, y aplicas los contenidos aprendidos a tu vida real, buscando el porqué de las cosas, y conociendo el mundo en que vivimos. Tienes el respaldo moral de que lo que haces vale para algo y en cierta manera te sientes orgulloso de ello, por eso luchas siempre por mejorar porque un docente busca la mejora de la sociedad a través de la formación de sus alumnos.

Además quiero destacar el valor del grupo, conoces gente nueva muy maja que tiene tus mismas inquietudes y aspiraciones, y esto te reconforta pues encuentras comprensión y apoyo mutuo. De los compañeros se aprende mucho también, y el ambiente es de camaradería, sin rivalidades, la mejora y competencia es individual y no entre compañeros.

Alberto S.