Eduardo P.

Vicente es como un entrenador: las posibilidades son las que tu tengas, pero él saca lo mejor de ti mismo, siempre en relación con la dedicación y el esfuerzo que tú aportes. Perfecciona tus procedimientos y a la larga optimiza tus resultados, pero en esta labor tiene un papel complementario el resto del grupo. En mi caso, me han ayudado principalmente a enfrentarme a las prácticas de Geografía y de Historia, y a adquirir un estilo personal a la hora de concebir y defender la Programación.

Eduardo P.